Receta de Bocadillo de Calamares

Visitar Madrid y no comerse un bocadillo de calamares, si es en los alrededores de la Plaza Mayor mejor, es como ir a Nueva York y no ver la Estatua de la Libertad o irte de Dublín sin probar una Guiness: un sacrilegio. Pasando por alto la paradoja de que uno de los manjares más típicos de la capital de España, a más de 300 kilómetros de la costa más cercana, provenga del mar, voy a intentar explicaros cómo elaborar uno vosotros mismos.bocadillo de calamares

Este bocadillo estará mucho mejor si lo servimos con los calamares recién fritos y calientes.

 

  • Ingredientes
    • 1 barra de pan
    • 100 gr. de calamares
    • sal
    • huevo
    • harina
    • aceite de oliva
  • Información Nutricional por 100gr.
    • Calorías 80 kcal
    • Proteínas – 16gr
    • Grasa – 1,5gr
    • Hidratos de carbono – 0,7gr
    • Índice glucémico – 0
Este plato, está cocinado con una base de pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante todo el año, y se suele servir a los comensales como primer plato.

El bocadillo de calamares es una especialidad culinaria muy frecuente en toda España, que tiene una gran popularidad en Madrid. Fácil y rápido de preparar, nos puede sacar de un apuro para una comida rápida o una cena fuera de casa.

 

Cocinando un bocadillo de calamares

Limpiamos bien los calamares y los cortamos en aros. Los sazonamos y los pasamos por huevo batido y harina. Los freímos en aceite de oliva bien caliente y los escurrimos sobre papel de cocina absorbente. Cortamos el pan por la mitad y lo rellenamos con los calamares.

tapa de bocadillo de calamares

 Trucos y Consejos

Este bocadillo estará mucho mejor si lo servimos con los calamares recién fritos y calientes.

 Información Nutricional

Los calamares son moluscos poco grasos, si bien su contenido en colesterol y en sodio es considerable, por lo que ha de ser consumido con moderación por personas con hipertensión y problemas cardiovasculares.

Sin embargo, contienen proteínas de calidad y otros minerales, como el hierro o el magnesio. Hay que tener en cuenta que en esta receta los calamares van rebozados y fritos, por lo que el contenido calórico del plato se va a ver incrementado. A ello se suman los hidratos de carbono que suma el pan.

Si te gustó, ¡compártelo!